Sonia Naranjo.- La producción de té es la fuente principal de sustento para millones de familias, particularmente en los países en desarrollo. En reconocimiento a la larga historia y la profunda importancia cultural y económica del té en todo el mundo, la Asamblea General proclamó el 21 de mayo como Día Internacional del Té. La celebración promueve la producción, el consumo y el comercio sostenibles de esta infusión, y difunde su papel en la reducción de la pobreza extrema, la lucha contra el hambre y la protección de los recursos naturales.    

                                                 ¿Por qué deberías beber té?

El té es una bebida que proviene de la planta Camellia sinensis. Es la bebida más consumida del mundo, después del agua. Se cree que el té se empezó a cultivar en el noreste de la India, el norte de Birmania y el suroeste de China, pero se desconoce el lugar exacto donde creció la planta por primera vez. El té ha estado con nosotros durante mucho tiempo. En China, hay constancia de su consumo desde hace al menos 5000 años.

La producción y elaboración de té constituye una fuente esencial de sustento para millones de familias de países en desarrollo y es el principal medio de subsistencia de millones de familias pobres de varios países menos adelantados.

El consumo de té puede aportar beneficios para la salud y el bienestar. Juega, además, un importante papel en la cultura de muchas sociedades.

Beneficios de tomar Té

El té contiene antioxidantes que pueden ayudar a retrasar el proceso de envejecimiento, regenerar y reparar las células. Muchos estudios sugieren que los antioxidantes también ayudan a nuestro cuerpo a prevenir el cáncer. También ayudan a prevenir la diabetes.    Hay algunas pruebas que sugieren que el té verde podría ayudar a reducir el riesgo de contraer diabetes tipo 2.

El té ayuda a fortalecer el sistema inmune ya que su contenido en flavonoides y vitamina H asisten al buen funcionamiento de las defensas del cuerpo y previenen el daño celular. El té negro puede reducir los efectos del estrés.    Un estudio que encontró que los bebedores de té tienen niveles inmunológicos hasta cinco veces superiores.

Beber té previene también la formación de peligrosos coágulos de sangre que a menudo son la causa de los accidentes cerebrovasculares y ataques cardíacos,y  ayuda a disminuir la presión arterial.

Si lo bebes todos los días ayuda a reducir el riesgo de hipertensión arterial. Tomar entre dos a tres tazas de té al día reduce en un setenta por ciento el riesgo de un ataque al corazón.

Aunque no lo creas beber té incluso reduce la placa bacteriana, esto debido a que los compuestos en el té son capaces de reducir el ácido de las bacterias que causan caries en la boca.

Los taninos presentes en el té aportan flúor natural y protegen al esmalte dental de los efectos que produce la placa bacteriana en los dientes. El aporte de antioxidantes previene la halitosis sobre todo si optas por un té de hierbas sin azúcar.

Beber té te mantiene siempre hidratado. Cada taza de té que bebes, sobre todo las  variedades que tienen poca o ninguna cafeína. Además, ayuda en la digestión del cuerpo, debido a que el té ha sido utilizado durante miles de años como un digestivo después de las comidas.

                                               Día Internacional del Té

Poniendo de relieve una vez más la petición del Grupo Intergubernamental sobre el Té de que se realicen mayores esfuerzos para ampliar la demanda, en particular en los países productores de té donde el consumo per cápita es relativamente bajo, y apoyando los esfuerzos por abordar la disminución del consumo per cápita en los países importadores tradicionales, la Asamblea General decidió designar el 21 de mayo como el Día Internacional del Té.  #ViajaConoceDiviertete

Fuente: el club del té –  un.org.es

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here