Por Leonel Salazar.- Como cada año llega la fiesta del Beaujolais Nouveau, un tinto francés joven afrutado y fresco, que corre por todas las bodegas  de Francia para después salir al mundo y que este 2021 se distingue por tener  toques de plátano, frutos rojos y avellana.

Desde 1951 el tercer jueves de noviembre el «beaujolais nouveau», se distribuye justo para estar presente en las cenas, fiestas populares, conciertos, y reuniones, y este año después de meses de distanciamiento social por el Covid19 llega para celebrar a lo grande.

«Tenemos el corazón henchido, porque el año pasado fue un desastre para nosotros y por eso ahora estamos contentos. Lo celebramos con el Beaujolais que representa la amistad, la convivencia y mucho más», decía Alain Laforest, presidente del dominio vitícola «Les Sarmentelles», organizador del evento.

Baile y música hubo en las calles de Beaujeu, para celebrar este vino joven, sin crianza o envejecimiento, listo para su consumo tras pocos meses después de la vendimia.

Este fenómeno va mucho más allá de las fronteras francesas. 20 millones de botellas de Beaujolais se producen cada año, y se exportan a cien países de todo el mundo, con Estados Unidos y Japón a la cabeza.

Y los países que celebran el “Thanks Givin Day” tienen ya en sus mesas el esperado Beaujolais Nouveau para levantar las copas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here