Leonel Salazar.–  El Single Malt más premiado del mundo, rinde homenaje a sus orígenes en Speyside (Escocia), con un nuevo y sofisticado diseño en la botella y el empaque secundario para sus variantes de 12 y 15 años. La nueva imagen es lanzada en México, luego de su presentación en escaparates internacionales.

Glenfiddich –que en Gaélico significa «Valle de los ciervos»– es un whisky concebido por el visionario William Grant, que en 1887 convirtió sus sueños en una realidad al construir la destilería con sus propias manos y con ayuda de sus siete hijos varones y dos hijas. Actualmente esta es una de las pocas destilerías que pertenecen a una sola familia, y que a 133 años de su fundación continúa reinventándose.

Para honrar su legado en el mundo del whisky, el nuevo diseño en la botella presenta al “Valle de los ciervos” claramente definido, cortado en la cara frontal para dar un perfil más cincelado y elegante.  El icónico símbolo del ciervo se aprecia al centro. En tanto, la firma de William Grant luce en la tapa de la botella.

«Quisimos enfatizar la procedencia y herencia única con este nuevo y elegante diseño. Nuestra gama de variantes emblemáticas son algunas de las más vendidas y premiadas del mundo, por lo que fue muy importante reflejar la indudable calidad del líquido con un aspecto impresionante y contemporáneo», comenta la Directora de Marca Global de Glenfiddich, Claudia Falcone.

«Estos whiskies están diseñados para garantizar sabores de la más alta calidad, cuyas complejidades están influenciadas por el río Spey y el paisaje circundante. Es genial honrar esta procedencia y el hogar histórico de una manera refinada «, puntualiza Brian Kinsman  maestro de malta.  #TurismoDeLujo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here